martes, 4 de enero de 2011

El poder punk'n'soul de The Bellrays




"Blues is the teacher. Punk is the preacher". Así empieza Bob Vennum su explicación sobre The Bellrays en la web del grupo. Poco más habría que añadir, porqué el secreto de su poder es tan simple y primitivo como su propia música. Y así como desde sus inicios, hace ya 20 años, las guitarras fieras habían dominado los discos de los californianos, ya llevan 3 en que han optado por reforzar la vena soul. Y para este leopardo verde, esa fue una acertadísima decisión.


Un servidor conoció a The Bellrays con 'Grand Fury' (2000), y quedó magullado desde la primera escucha. Pero donde realmente les veía brillar y más me llegaban era con perlas como 'Have A Little Faith In Me', que era un pequeño remanso de paz soul en el huracán power-punk de aquél disco. Y en sus siguientes grabaciones, me volvía a pasar lo mismo con canciones como 'Making Up For Lost Time', que se enganchaban desde la primera escucha. Y llegó 2006, y el discazo 'Have A Little Faith In Me', en que hacían una nueva versión de mi antigua perla, y giraban el rumbo hacia la senda soul, sin abandonar las poderosas canciones más rockeras. Y en esta combinación de gritos y susurros, creo que The Bellrays encontraron la fórmula perfecta para hacer discos irresistibles.


Tras la marcha del guitarrista Tony Fate, Bob Vennum cogió el mando de la 6 cuerdas para cederle el bajo a Justin Andres. Y tras el irregular 'Hard Sweet & Sticky' (que combinaba temazos con otros más prescindibles), creo personalmente que lo han vuelto a clavar con este 'Black Lightning', que para este leopardo verde fue uno de los mejores discos del recientemente abandonado 2010: 30 minutos de temazos incendiarios ('Black Lightning', 'Hell On Earth', 'On Top', 'Everybody Get Up', o ese pelotazo que es 'Power To Burn') y perlas soul ('Anymore', 'The Way', 'Sun Comes Down'...) que cautivan desde la primera escucha, y permiten el lucimiento de ese torrente de energía que es Lisa Kekaula y su voz felina ("That's the way I always wanted to be...", canta Lisa reivindicativa). Zarpazos y lametones. ¿Qué más podría pedir un buen leopardo?






*Y de regalo leopardo, este concierto que dieron en el programa de la TV francesa 'L'Album De La Semaine':





4 comentarios:

myr dijo...

Me encantan! Los vi la penúltima vez que vinieron en el Apolo, que caña concierto!!

Mr. Green Dumb Leppard dijo...

Un servidor les vio una vez en el KGB y quedó impresionado (eufemismo sinónimo de 'acojonado') con la poderosísima Lisa Kekaula...

LoRbAdA dijo...

Discazo y conciertazo que nos escupieron en Sevilla hace un par de meses. Energía y actitud. Así es fácil llegar a tocar el cielo con las zarpas.

Mr. Green Dumb Leppard dijo...

sin duda, lorbada!!

zarpazos!