jueves, 30 de abril de 2009

Those Dancing Days: lolitas bailongas




Divertido concierto el que nos han ofrecido las 5 cachorrillas de Nacka, Estocolmo, en una Sala Apolo 2 entregada a sus efectivas melodías de indie pop saltarín con aires de Blondie. Bailongas y risueñas, Linnea, Lisa, Rebecka, Mimmi y Cissi se han metido al público en el bolsillo con sus frescas canciones y sus bellas facciones. Al final, han bajado al tenderete a firmar autógrafos, entradas o set-lists, hacerse fotos y departir amablemente con el público, leopardos incluídos. Y esta vez el set list que ha caído en mis garras está escrito a mano en boli y firmado, en un papel del bloc del Hotel Barcelona Universal...
























Set List:

Falling In Fall
I Know Where You Live
1000 Words
Appearance Of A Pirate
Duet Under Waters
Home Sweet Home
Toxic
Action Man
Hitten
Run Run
Space Heroe Suits

--------

Tasty Boy
Dischoe
Those Dancing Days!






The Breeders, 'Fate To Fatal' EP (2009)



Casualidades de la vida, el otro día menté a las Breeders en el post sobre el disco de Dreamdate, y menos de una semana después, ha llegado a mis zarpas el nuevo EP de las hermanas Deal. 'Fate To Fatal' son 4 canciones inéditas, aunque por el momento no hay noticias de disco nuevo que sea la continuación del 'Mountain Battles' que las trajo por nuestras tierras el año pasado. Me sé yo de un par de leopardos que las podrán volver a disfrutar en un par de semanas en el Azkena, y les daría un pequeño rasguño de envidia... grrrr!!




La canción que da título al EP, 'Fate To Fatal', me recuerda a las primeras Breeders: aquellas de la edad de oro del indie americano, a mediados de los 90, cruditas y guitarreras. 'The Last Time' cuenta ni más ni menos con la colaboración a las voces del mismísimo Mark Lanegan, hombre prolífico donde los haya. 'Chances Are' es una preciosa versión... de Bob Marley! ¿Hay algo menos parecido a las Breeders que Bob Marley? La versión, eso sí, tiene bien poco que ver con el reggae, y sí mucho con las clásicas canciones acústicas de las hermanas Deal. La (casi) instrumental 'Pinnacle Hollow' cierra el EP, y nos deja con ganas de más...

sábado, 25 de abril de 2009

Dreamdate, 'Patience' (2009)



Me gustan demasiado las Breeders como para pasar por alto este disco. ¿Que si son ellas con otro nombre? No, no, pero me recuerdan lo suficiente ('How Low Are You?', 'Have I Told You?', 'Tables'...) como para revivir esos años de facultad en que descubríamos a Pixies, Sonic Youth, Pavement y compañía, así como a las hermanas Deal. Éstas no son hermanas, al menos de sangre, y por lo poco que he podido investigar por la red, sé que Anna Hillburg y Yea-Ming Chen son de Oakland, y que el próximo lunes editan este segundo disco, dos años después de su debut 'Come Over Now'.



Y como las Breeders, Dreamdate construyen sus sencillas canciones en melodías muy efectivas, tan deudoras de los grupos vocales de pop de los 50, como del folk tradicional americano, como de los Ramones. Pero eso sí, vestidas con guitarras lo-fi (en ocasiones eléctricas; en ocasiones, acústicas), y jugando con las texturas frágiles que dan las armonías vocales de nuestras féminas protagonistas. Total, un buen disco de primavera, también efectivo para anuncios de compresas y películas de Sofía Coppola, o cualquier otra peli indie susceptible de festival de Sundance. De hecho, también recuerdan algo a los discos de Kimya Dawson o, por extensión, Moldy Peaches ('Patience', 'Tour Song', 'Anyway')...









miércoles, 22 de abril de 2009

First Aid Kit, 'Drunken Trees' (2008)





Perdidos en un bosque sueco. El día es tranquilo, se oyen pájaros en la lejanía, y el ruido de las ramas rotas a tus pies. Hace frío, pero te resguardas en un grueso jersey y guantes de lana. El vaho precede tus pasos, y tu piel blanca se vuelve roja del frío. Caminas sin rumbo, pendiente arriba, pendiente abajo. Se oye un río cercano, y tiemblas sólo de pensar en la temperatura del agua a la que le gusta hacerse notar. Prefieres imaginar la calidez de ese refugio de madera que te espera unos metros más arriba, y en la chimenea y en el chocolate caliente. Y en una mantita bajo la que encontrar la excusa para arrambarte y celebrar la fiesta del tacto, las pequeñas cosas de la vida, y todo lo demás.



¿Pueden dos hermanas lolitas de 16 y 19 años que hasta hace poco escuchaban a Britney Spears, Spice Girls o Cristina Aguilera llegar a emocionarnos? La respuesta parecería obvia, hasta que ellas descubrieran 'First Day Of My Life' de Bright Eyes, tuvieran una revelación, y 2 o 3 años después, tú escucharas esta pequeña maravilla de 7 canciones.

martes, 21 de abril de 2009

Black Joe Lewis & The Honeybears, 'Tell 'Em What Your Name Is' (2009)




En un día para este leopardo verde tan marcado por Joy Division, necesitaba un contrapunto totalmente opuesto para evitar el riesgo de acabar cortándome las venas. ¿Y qué mejor que este discazo que, sin duda, va a ser uno de los mejores de 2009, por muchos meses que queden todavía por delante? Y es que los amantes del soul estamos de enhorabuena últimamente: si 2006 nos regaló a Amy Winehouse como la nueva Etta James, y 2008 a Eli 'Paperboy' Reed como el nuevo Otis Redding, este año ya tenemos sucesor del grandioso James Brown: Black Joe Lewis y sus Honeybears. ¿Que no me crees? Hazte el favor de escuchar este disco, y luego ven a lamerme las patas...


Y es que, 30 años después, por fin los negros han vuelto a ponerse las pilas en esto de la música. ¿Cómo podía ser que los padres de toda la música moderna a quién les debemos el rock en todas sus vertientes hayan estado 3 décadas durmiendo a la bartola? ¿Alguien sería capaz de decirme 5 artistas negros que valgan la pena entre 1980 y 2005? A mí me sobrarían dedos. Pero bueno, parece que por fin ha acabado la sequía, afortunadamente.


Eso es lo que parece confirmar el debut de este combo de 8 miembros, y que encabeza Black Joe Lewis. Un tipo de 27 añitos que empezó a intentar esto de la música hace un tiempo, lo dejó por timidez, hasta que el guitarra de los Honeybears Zach Ernst lo reclutó para hacer de telonero del mismísimo Little Richard en la Universidad de Texas en 2007. El concierto fue tan cojonudo que decidieron montar la banda, y tras algún EP, por fin este año debutan con esta joya de soul, funk y rythm'n'blues. Poco más de media horita que te transporta a los años en que James Brown o Wilson Pickett eran los reyes del mambo.


'Gunpowder', 'Sugarfoot', 'Boogie', 'Humpin'... son petardazos que te van a hacer mover de arriba a abajo a base de groove, ritmo frenético, órganos Hammond y una sección de vientos impecable. Y por momentos, la voz rota de Black Joe recuerda increíblemente a James Brown (escucho 'Sugarfoot' y le veo moviéndose con su capa y sudando a chorretones en el mítico Apolo de Harlem). Apúntate estos nombres, y reza a algún ser divino para que los traiga por aquí en los próximos meses. De momento, parece que ya triunfaron en el mítico festival SXSW de su Austin natal y en Lollapalooza, y les espera una extensa gira por los Estados Unidos: Black Joe Lewis (voces, guitarra), Zach Ernst (guitarra), David McKnight (saxo tenor), Eduardo Ramirez (saxo barítono), Darren Sluyter (trompeta), Bill Stevenson (bajo), Matt Strmiska (batería), Ian Varley (teclados).


Total, otra disco más para reafirmarme en mi idea de que, por algún error del destino, yo más que leopardo, tenía que haber nacido pantera negra. Say it Loud, I'm Black And Proud!!













Clásicos del Rock: "Dr Feelgood", Mötley Crüe


Corría el verano de 1990 y un servidor se encontraba aprendiendo inglés en una familia norteamericana de Lake Arrowhead, localidad vecina de Los Ángeles (dónde algunas estrellas del cine tienen mansiones). Joshua, el chaval de mi casa que por entonces tenía mi misma edad (15), me pasó una cinta de cassette mágica: "Dr. Feelgood" de unos desconocidos para mí Mötley Crüe. Tenían unas pintas muy estrafalarias (melenudos, crepados e hipermaquillados) que echaban para atrás, pero la música era sublime. Fue mi primer contacto con este grupo, y a día de hoy sigo considerando este álbum como el mejor de su discografía de largo, y pieza insuperable. También fue el disco que los catapultó a la fama. Y es que de los 11 temas (10 en realidad, el primero es una intro) no sobra absolutamente nada. Se publicó en 1989, y ahora que se celebran sus ¡20! años, los Crue han dicho que lo tocarán íntegramente en su nueva gira. Puede ser glorioso, e intentaré poder asistir a alguno de sus shows (que nunca han recalado en Barcelona, por desgracia).
Desde trallazos como el tema que da título al elepé, pasando por el hard rock marca de la casa de "Rattlesnake Shake" , "Kickstart my Heart", "Same Old Situation" o la cachonda "Sticky Sweet" (una de las letras más guarras de la historia del rock, como la de "Slice of your pie"...). Sin olvidarnos de baladones como "Without You", "Don't Go Away Mad (Just Go Away)" o "Time for Change"...
Cuando tuve que regresar a Barcelona, ese verano del 90, Joshua insistió que me quedara con la cinta original (aunque no encontró la carátula. En casa me fotocopiaría la portada). Al cabo de los años fui descubriendo más cosas sobre este grupo hasta llegar a la lectura obligada, hace unos años, de su autobiografía, el sensacional "The dirt". Un verdadero hervidero de vivencias de todo tipo (desde las más guarras y desfasadas hasta las más dramáticas). Un libro del que actualmente están rodando un largometraje, que seguramente será tan apasionante como el original.


MÉTETE UN BUEN CHUTE DE DR FEELGOOD...

Abuelos rockeros: lo más de lo más


Y no me refiero a Sus Satánicas Majestades... "Casal Rock" es un nuevo programa de TV3 que plagia la genial idea del documental cinematográfico "Young at heart" (aquí titulado "Corazones rebeldes". En este blog ya reseñé en su momento las bondades de dicho film, a finales del año pasado). En él se podían ver los ensayos de un grupo de abueletes norteamericanos, Young at heart, que tocaban versiones de clásicos del rock.
Pues bien, la televisión nacional catalana ha optado, con buen olfato, por adaptar este formato a modo de docu-serie.
En el primer programa se ven los castings y se presentan a los 25 elegidos. El profesor y director del coro es el músico Marc Parrot, otra buena elección, y la voz en off pertenece a Andreu Buenafuente (es una producción de El terrat).
Lo mejor del primer capítulo ha sido ver la cara de pasmo de los abuelos al escuchar los primeros acordes de "Highway to hell"... Algunos se han llevado las manos a los oídos, otros han puesto caras raras, y una minoría ha empezado a moverse al son de los acordes de Angus Young. La cosa promete, y mucho.
Recomiendo recuperar la película, y por descontado, engancharse a este nuevo reality, que dará mucho que hablar.

lunes, 20 de abril de 2009

Joy Division, 'Unknown Pleasures' (1979) y 'Closer' (1980)




Acabo de ver 'Control', recomendada hace pocos días por mr. Black Deaf Leppard en este mismo blog. Aunque me gustó más el documental de Grant Gee que también reseñamos en su día por aquí, es un buen complemento (junto a la muy recomendable '24 Hours Party People', por supuesto) para meterse en el oscuro universo de Joy Division. Una banda de la que hace tiempo que tengo sus dos discos, pero a la que no recurro muy frecuentemente. Supongo que son de esos grupos que se tienen que escuchar en circunstancias muy especiales para disfrutarlos plenamente y sacarle todo el jugo (que es mucho) a su música. Y hoy llueve, y hace frío, y ha sido uno de aquellos días solitarios, ideal para inyectarse cercanos placeres desconocidos...



'Unknown Pleasures' es el que más me gusta de los dos. Supuso su álbum de debut, y tiene temazos imprescindibles de la banda como 'Disorder', 'She's Lost Control', 'Shadowplay' o 'Interzone', quizás la canción más punk de su discografía. El ambiente que se respira en las canciones es asfixiante, oscuro, angustioso y a la vez, poético, a partir de la increíble sensibilidad de Ian Curtis que transpiran sus letras. Las lineas de bajo son increíbles (y mira que son simples), y ese sonido hueco, metalizado y con un montón de ruiditos y matices, te permite enriquecer cada escucha del disco. Sin duda, en las tinieblas del alma deben sonar canciones como éstas.



'Closer' se editó un año después, otra vez con el productor Martin Hannet, y nuevamente para la Factory Records de Tony Wilson (aunque la banda había tenido ofertas millonarias de majors para editar su álbum). En estos días, Curtis ya vivía envuelto en una vorágine autodestructiva, totalmente deprimido por los problemas que le causaba su epilepsia, y la petición de divorcio de su mujer Deborah, tras conocer su relación sentimental con la belga Annik Honoré. En ese contexto es fácil entender réquiems como 'Isolation', 'Atrocity Exhibition', 'The Eternal', 'Twenty Four Hours'... 


Curiosamente, el gran éxito de Joy Division, 'Love Will Tear Us Apart', se editó de manera póstuma, un mes después del suicidio de Curtis, aquél fatídico 18 de mayo de 1980. Al día siguiente, la banda iniciaba su primera gira por EEUU que podría haber supuesto el trampolín definitivo al éxito masivo que nunca tuvieron en vida (su concierto más voluminoso fue para 1.200 personas). Tras la muerte de Ian, Joy Division se convirtieron en banda de culto, y el resto de miembros formaron los exitosos New Order. Pero eso ya es otra historia...














Sune Rose Wagner, 'Sune Rose Wagner' (2008)





Si lees con cierta frecuencia este blog, sabrás perfectamente la debilidad que sentimos los leopardos por los Raveonettes. Con Sharin Foo ejerciendo de mamá, y la banda trabajando actualmente con 23 canciones de cara al próximo álbum (en su Myspace podéis saber de sus andanzas casi a diario), siempre es bienvenido el disco que sacó la mitad masculina del dúo danés, Sune Rose Wagner, el pasado mes de diciembre.


La gran particularidad del álbum es que es en danés. Mira que tengo centenares de discos en mi colección (¿o debería decir miles?), pero pondría la mano en el fuego que éste es el primero en la lengua del grandioso Michael Laudrup. Con 'Michelino' comparten elegancia y buen hacer. Y si Enjoy Laudrup tenía en aquellas estéticas croquetas su sello identitario (como me hicieron triunfar en el equipo de fútbol escolar esas acciones que le imitaba con devoción!), Sune Rose Wagner lo tiene en ese sonido heredado del recientemente condenado Phil Spector. Así, el disco podría colar como uno más de la discografía raveonetera, en su versión más cincuentera y menos distorsionada. Es decir, más bonito que abrasivo. Sea como sea, a mí me van a gustar igual...











Screaming Females, 'Power Move' (2009)




Si un grupo se llama Screaming Females es obligado escucharlo. Al menos, si eres lo suficientemente leopardo. Y, al igual que la cara es el espejo del alma, las portadas suelen ser el espejo del disco (ésta, a cargo de la cantante-diseñadora-camarera Marissa Paternoster). Y esta máxima que me ha permitido descubrir a tantísimos grupos por pura intuición felina, funciona una vez más con este power trío de New Brunswick, New Jersey: Marissa, King Mike y Jarret Dougherty se han cruzado en nuestro camino con su tercer disco. Azar, maravilloso azar...



La experiencia empieza con una enérgica paliza a base de guitarrazos y gritos que te llenan la cara de arañazos y rasguños: 'Bell'. Luego te ponen una tirita marca Pixies ('Sour Grapes'), y una guitarra setentera te enseña el camino enmarañado en grunge y riot girls que es 'Skull'. Las hostias a mansalva vuelven con 'Treacher Collins', y ya no sabes si eso es punk rock, hardcore o un martillo neumático. Si fuera posible mezclar funk y grunge saldría algo como 'Starving Dog', y sin movernos de los 70, 'Lights Out' te aplasta con soberana contundencia. 'I Believe In Evil' me hace creer en que el mal no debe de ser una cosa tan mala, porqué un riff así resulta maravilloso. Si Kurt Cobain hubiera nacido mujer bajita hubiera cantado la melódico-agresiva 'Adult Army' como Marissa. 'Halfway Down' vuelve a retrotraerte a los 70 y los 90 por igual (¿vuelve el grunge?) con gritos desgarradores Sleater-Kinney, y el remate a lo Fugazi con 'Buried In The Nude' es la puntilla. Este disco se resume en 4 sílabas: co-jo-nu-do.











sábado, 18 de abril de 2009

Reflexiones Copyleft




Acabo de ver el brillantísimo documental 'Rip! A Remix Manifesto', acerca del Copyright y la codiciosa hipocresía sobre lo que la mafia de la industria musical llama 'piratería'. De aquellos documentos que deberían ser de visión obligada en escuelas y hogares de todo tipo y condición, pero supongo que eso es una utopía más en el país de 'Escenas de Matrimonio' y demás bazofias para atrofiar las mentes de las masas. Me ha hecho mucha gracia, además, que uno de los entrevistados utiliza exactamente la misma metáfora que usamos como lema de este blog (pero puede estar tranquilo, que los leopardos no denunciamos a nadie por 'derechos de propiedad intelectual' -como si las ideas pudieran tener otro dueño que no sea la humanidad, no te jode!): y es que, como ya nos advertía la iglesia cuando teníamos deseos onanistas, compartir la cultura por internet provoca ceguera. Así que entre pajas y descargas, esto va a ser país de ciegos. Y ya se sabe en estos casos quién acaba gobernando...






El visionado de este excelente documental que podéis ver (y remezclar) en el link adjunto, me ha pasado un par de días después de recibir un también brillante texto que ejemplifica claramente lo ridículo y surrealista del conflicto que están generando las grandes empresas e instituciones que viven como vampiros de la música sin que ésta les importe una mierda. Bueno, perdón, esta canción les encanta...



Ahí va el texto. Tremendo!:

1. PREGUNTA

> a) Luis se descarga una canción de Internet.

> b) Luis decide que prefiere el disco original y va a El Corte Inglés
> a hurtarlo. Una vez allí, y para no dar dos viajes, opta por llevarse
> toda una discografía. La suma de lo hurtado no supera los 400 euros.



> RESPUESTA: La descarga de la canción sería un delito con pena de 6
> meses a dos años. El hurto de la discografía en El Corte Inglés ni
> siquiera sería un delito, sino una simple falta (art. 623.1 del
> Código Penal).



> 2. PREGUNTA
:

> a) Luis se descarga una canción de Internet.

> b) Luis va a hurtar a El Corte Inglés y, como se la va la mano, se
> lleva cincuenta compactos, por valor global de 1.000 euros.



> RESPUESTA: Seguiría siendo más grave la descarga de Internet. El
> hurto sería un delito, ya que supera los 400 euros, pero sería de
> menor pena que la descarga (art. 234 del Código penal).



> 3. PREGUNTA:

> a) Sergio, en el pleno uso de sus facultades mentales, se descarga
> una canción de Malena Gracia.

> b) Sergio, en un descuido de Malena Gracia, se lleva su coche y lo
> devuelve 40 horas después.



> RESPUESTA: Sería mas grave la descarga. El hurto de uso de vehículo
> tiene menos pena, a tenor del articulo 244.1 del Código Penal.



> 4. PREGUNTA:

> a) Ocho personas se intercambian copias de su música favorita.

> b) Ocho personas participan en una riña tumultuosa utilizando medios
> o instrumentos que pueden poner en peligro sus vidas o su integridad
> física.



> RESPUESTA: Es menos grave participar en una pelea que participar en
> el intercambio de compactos. Participar en una riña tumultuosa tiene
> una pena de tres meses a un año (art. 154 del Código Penal)y el
> intercambio tendría una pena de 6 meses a 2 años (art. 270 del
> Código Penal). Si algún día te ves obligado a elegir entre participar
> en un intercambio de copias de CDs o participar en una pelea masiva,
> escoge siempre la segunda opción, que es obviamente menos reprobable.



> 5. PREGUNTA:

> a) Juan copia la última película de su director favorito de un DVD
> que le presta su secretaria María.

> b) Juan, aprovechando su superioridad jerárquica en el trabajo,
> acosa sexualmente a su secretaria María.



> RESPUESTA: El acoso sexual tendría menos pena según el articulo 1842
> del Código Penal.



> 6. PREGUNTA:

> a) Pedro y María van a un colegio y distribuyen entre los alumnos
> de preescolar copias de películas educativas de dibujos animados
> protegidas por copyright y sin autorización de los autores.

> b) Pedro y María van a un colegio y distribuyen entre los alumnos
> de preescolar películas pornográficas protagonizadas y creadas por la
> pareja.



> RESPUESTA: La acción menos grave es la de distribuir material
> pornográfico a menores según el articulo 186 del Código Penal. La
> distribución de copias de material con copyright sería un delito al
> existir un lucro consistente en el ahorro conseguido por eludir el
> Pago de los originales cuyas copias han sido objeto de distribución.



> 7. PREGUNTA:

> a) Ramón, que es un bromista, le copia a su amigo el último disco de
> Andy y Lucas, diciéndole que es el 'Kill'em All' de Metallica.

> b) Ramón, que es un bromista, deja una jeringuilla infectada de SIDA
> En un parque público.



> RESPUESTA: La segunda broma sería menos grave, a tenor del articulo
> 630 del Código Penal



> 8. PREGUNTA:

> a) Juan fotocopia una página de un libro.

> b) Juan le da un par de puñetazos a su amigo por recomendarle ir a
> ver la película 'Los Ángeles de Charlie'.



> RESPUESTA: La acción más grave desde un punto de vista penal sería
> la 'a', puesto que la reproducción, incluso parcial, seria un delito
> con pena de 6 meses a dos años de prisión y multa de 12 a 24 meses.
> Los puñetazos, si no precisaron una asistencia médica o quirúrgica,
> serían tan solo una falta en virtud de lo dispuesto en el artículo
> 617 en relación con el 147 del Código Penal.



> Ala chavalotes, ya sabéis: pegad, violad, acosad, robad, pero no
> uséis el emule.



> A esto hay que darle la mayor vuelta posible por toda la red a ver si
> alguien con criterio pone algún remedio !!!





> Saludos,
> > 

> Abogados Asturias S.L.




jueves, 16 de abril de 2009

Antony & The Johnsons, 'The Crying Light' (2009)




Esta noche su voz habrá envuelto de terciopelo las paredes del Palau de la Música. Y yo no habré estado. Un caso más de estar en el sitio incorrecto en el momento inoportuno. El eterno melodrama de la imperfección al que estamos sometidos leopardos y mortales. Pobres mortales...



¿Te han hecho alguna vez un masaje con la voz? Es una sensación sublime. Te sientes liviano, ingrávido, hipersensible... como si alguna extraña fuerza ultrapoderosa te levantara del suelo y te hiciera flotar por encima de las cabezas de los demás. Al principio da vértigo, pero cuando te acostumbras, no querrías volver a bajar nunca más al mundo terrenal. Los espíritus se encaprichan enseguida de la por igual anhelada y temida sensación de libertad. Seguramente no es más que un espejismo, una fantasía del alma... pero llegar a creerte que la estás experimentando es una sensación inigualable.



Pianos y violines susurrándote al oído palabras de agridulce belleza. Mientras los primeros te hipnotizan, las cuerdas de los segundos de atan de pies y manos y te someten a su voluntad hasta hacerte estremecer. En esos momentos ya eres un mero juguete, incapaz de escapar. Son los riesgos de jugar a las emociones. Un día puedes reír, y otro te tocará llorar, pero en ambos casos le habrás ganado la partida al ejército de las grises corazas. Y una aureola de luz iluminará tus pasos irregulares.












martes, 14 de abril de 2009

Marilyn Manson Superstar



31 de mayo de 1997. Palau de la Vall d'Hebrón.

Glorioso día.

Qué lejano lo veo en el tiempo!!! Este leopardo envejece por momentos.
Llevados por la euforia, primero unos cuantos fuimos a Catalunya Radio a perseguir al Reverendo y uno de sus guardaespaldas me arrebató un libro de Satanismo y Rock que había llevado para que me lo firmara. Él aparecía en la portada. Por lo visto la editorial no había pagado los derechos de la foto. Me devolvió el libro, pero no quiso firmarlo. No era oficial...
Luego, Mr. Manson le cambió la vida a mi primo. Tan sólo le soltó a media voz mientras salía de la emisora un "See you tonight" que lo trastocó. Nunca más fue él mismo. Se pasó meses repitiendo en bucle esta sencilla e insustancial frase. Seguro que tenía un significado oculto que nunca alcancé a descifrar.

En fin, que no puedo evitar reírme cuando recuerdo la inocencia con la que grabé el bolo en una grabadora de cassette. Ja,ja,ja. El peor sonido de la historia tenía esa cinta!!! Se nos oía berrear más a nosotros que al otrora Reverendo.
Por cierto chicos, Atari... fueron teloneros de NIN en Vall d'Hebrón. Hicieron un ruido tremendo.

Helmet, como bien decía Green en uno de sus comentarios, telonearon mediocremente a Marilyn Manson en el mismo recinto.
No importaban. Un puñado de leopardos esperaban al reverendo pintarrajeados con un maquillaje aplicado con más pasión que criterio.
La mayoría de ellos siguen infectados por el virus del Rock. Será que aún conservan una pizca de esa inocencia...
Cuernos al aire.



FELICES SUEÑOS

PARA LA HEMORRAGIA COMO SEA!!!

lunes, 13 de abril de 2009

"Control", de Anton Corbijn


Con dos años de retraso se estrena el primer largometraje del fotógrafo holandés Anton Corbijn, un biopic del fallecido cantante de Joy Division Ian Curtis. Rodado en un elegante blanco y negro (como la mayoría de sus fotografías a grupos como U2, Depeche Mode, R.E.M., Metallica...), no se trata de una biografía al uso. Está basada en el libro que escribió la mujer de Curtis, "Touching From A Distance". La faceta personal del músico prima sobre su exitosa profesión. Hay contadas actuaciones musicales, impecablemente reproducidas por otra parte. Y por encima de todo destaca la gran actuación del desconocido Sam Riley, que encarna soberbiamente a Curtis.
"Control" es una película reposada, de miradas y bellos planos que parece de otra época. Todo lo contrario que la efervescente "24 Hour Party People", con la que comparte unos cuantos protagonistas. Ambas son las dos caras de una misma moneda, y ambas merecen encendidos y merecidos elogios. Lástima que haya tardado tanto en estrenarse, algo bien extraño pues la sala 4 del Verdi estaba a reventar el pasado viernes por la noche. De lo más recomendable.

Reyes del tunning: Doctor Explosion, 'Lows In The Mid Nineties' (1998)



Y acabo mi homenaje a Doctor Explosion (no, no es que desee que se mueran), con este disco de versiones que les muestra como perfectos acreedores de un lugar en nuestra sección 'Reyes del tunning': un petardazo en el que nos bacilan de su gran bagaje musical clásico, adaptándolo a su alocado estilo garajero. Aquí se atreven con grandes como los Ramones ('Rock'n'Roll High School'), The Kinks ('Set Me Free'), Burt Bacharach ('My Little Red Book'), Link Wray ('Comanche'), clasiquísimos del pop hispano como Los Brincos ('I Try To Find' y 'Dance The Pulga'), Andrés Pajares (versión instrumental del 'Drácula Ye-yé' que publicaron en su disco anterior) o a ellos mismos ('The Hunger'), y artistas que descubrí gracias a ellos como Larry Williams (brutal 'Bad Boy' que tocaron en su día The Backbeat Band), Zakary Thaks (tres cuarto de lo mismo con 'Bad Girl') o The Standells ('Sometimes Good Guys Don't Wear White'). Te apuesto lo que quieras a que al acabar de escuchar este disco estarás sudando y deseando encuentros lujuriosos (bueno, esto último no es nada extraño con o sin discos como éste...)


Sólo se dejaron ésta versión de Luís Aguilé...










Doctor Explosion, 'Aquellos Maravillosos 90 (Tributo A Dr. Explosion)' (1996)




Éste fue el primer disco que me compré de Dr. Explosion. Como bien explica el riguroso libreto interior, por aquél entonces los asturianos ya se habían convertido en transexuales pedófilos retirados en un asilo de la Costa del Sol. Atrás quedaban los tiempos de gloria en que se convirtieron en un referente musical, social, sexual y monacal, además de modelos generacionales calificados como 'más grandes que Dios' y versionados por Paul McCartney, Cher o Luís Aguilé.


Y no sólo por todos éstos, sino también por jóvenes bandas de melenudos drogadictos que quisieron rendir una bien merecida pleitesía a Doctor Explosion. Entre los elegidos, Las Monjitas Del Surf ('Nº Fourteen'), Green Gay ('Let's Go In 69'), Smelie Vanilli ('El Calcetín'), El Pene De Trip ('Complicated'), New Model Arny ('A Travesty Of 60's Girl') o mis favoritas: esa sentida y simpática 'Mata A La Tuna' que ejecutan con acierto Doctor Exploited, y el impagable 'Drácula Ye-ye' de Andrés Pajares (aquí interpretada por Los Zerotes).



Y si te has creído la mitad de lo que cuento, deberías navegar menos horas por internet, amiguito...








Doctor Explosion, 'El Loco Mundo De Los Jóvenes' (1994)





Impagable disco sucio y desenfrenado (brutales versiones de Los Salvajes o The Music Explosion incluídas), con advertencia parental de la Dra. Inkermann...

"Desde la aparición de los primeros conjuntos músico-vocales en la década de los 60, muchas han sido las generaciones de jóvenes atraídas por esta falsa espontaneidad que algunos alegremente llaman música moderna o de rock and roll. Una mezcla desordenada de ritmos arrogantes y distorsionados que, encubierta por una imagen de desenfado juvenil, pervierte a nuestra savia adolescente con su contenido degenerado.


Jorge, Félix y Varo: tres seres ignominiosos que no han parado hasta salirse con la suya, sometiendo a las mayores vejaciones e inmundicias escénicas al público que acude a sus recitales donde se muestran órganos genitales auténticos, botines en punta y viejos amplificadores de la marca Vox mientras su cuadrilla de incondicionales ye-yés agita las melenas en una especie de obsceno ritual para salvajes. ¡¡Alarmante!!



Es pues para mí un deber moral prevenir a padres y educadores de esta nociva influencia que sin duda Doctor Explosion representa para el loco mundo de los jóvenes de hoy."

Dra. Inkermann










Doctor Explosion, '¡¡Chupa Aquí!!' (2009)




Ya que desde hace semanas podemos disfrutar del nuevo disco de Doctor Explosion, he pensado que era buen momento para recuperar algunos de los momentos más brillantes de su mugrienta discografía. Y empiezo por el final, y este '¡¡Chupa Aquí!!' (grabado en mono y en proceso 100% analógico), que me ha sorprendido por ser más variado que discos anteriores. Que sí, que sí, que su punto de mira sigue estando en los 60, pero ya no sólo en el garaje punk gamberro ni en el beat, sino también abriendo miras hacia el pop psicodélico de los Zombies o bandas similares ('She Don't Care About Time', 'Sorry', 'Fishing', 'Summer Sun'...). Eso sí,  a mí cuando más me siguen gustando es cuando aceleran su sonido con guitarras garajeras a lo Them, Kinks o Sonics, como en 'I Want You' (no confundir con el temazo de The Troggs), 'Ain't Coming Home', la sensacional 'Chesterfiled Childish Club' o el primer single, 'She Broke My Heart'...











Conor Oberst & The Mystic Valley Band, 'Outer South' (2009)




Conduces a través del desierto. El viento te da en la cara y el sol ataca con justicia por tu cada vez más despoblada azotea. A tu derecha, hileras de cáctus. A tu izquierda, rocosas paredes se alzan en la distancia. Pasan kilómetros y kilómetros hasta cruzarte con un coche, y cada vez que eso ocurre, ambos vehículos tocáis el cláxon y levantáis la mano, en un saludo de solidaria empatía. Y piensas "¿qué narices estará haciendo ése en estas áridas tierras donde sólo conviven lagartos, serpientes, escorpiones o fugitivos huyendo de la justicia?"


Tienes la frente llena de sudor, y una gota que cae en tu ojo te produce un gran escozor. Pero por suerte el sol ya empieza a bajar, dejando el cielo en una preciosa orgía de azules y amarillos que se van convirtiendo a negros y naranjas. Piensas en el motel que hay a una docena de kilómetros, y en esa cama de muelles oxidados y ruidosos, y en la ducha con agua fría y sin presión, pero que ahora mismo te sabrá a lujoso jacuzzi. En la radio las interferencias se toman un respiro, y un histriónico locutor enlatado con ganas de parecer enrollado parece querer decirte que hay vida en pocos kilómetros a la redonda. 


Y la hay. Un viejo cartel colgante de hierro forjado se balancea al ritmo del viento y provoca un chirrido que parece darte una no muy cordial bienvenida al motel. El encargado se despierta alarmado por el ruido del motor, y está a punto de caer de la silla en la que está recostado en la pared. Todavía con una brizna de paja en la boca, te abre la puerta de entrada, pasa detrás del mostrador, toma tus datos y te da la llave de la habitación 16. En el corredor del piso de arriba, se oye el ruido amortiguado de un viejo televisor en una de las pocas habitaciones ocupadas. Avanzas hasta el fondo del pasillo, y justo antes de la ventana, metes la llave en el paño de la habitación que queda a la derecha. Abres la puerta... y allí, sentados en los sofás, 6 tipos extraños tocan bellas canciones sureñas.