jueves, 26 de marzo de 2009

Nashville Pussy, 'Let Them Eat Pussy' (1998)




Sí, ya sé que Nashville Pussy acaban de publicar nuevo disco. Lo he escuchado, y está bien, en su linea, pero ningún disco que hayan sacado ni vayan a sacar le llegará a la suela de los zapatos a este bombazo de debut que editaron en el ya lejano 1998. Ese mismo año en que los Backyard Babies todavía eran una banda seria que editó el imprescindible 'Total 13', y estábamos viviendo de lleno la explosión de bandas escandinavas de punk rock que nos hicieron sudar como nadie (que se lo digan al batería de Gluecifer en aquél mítico show interruptus en un abarrotado Mephisto).


Sí, también sé que Nashville Pussy no han hecho ni harán nunca nada que no hicieran antes AC/DC o Motorhead, pero eso no me importa una mierda. Sólo sé que 'Let Them Eat Pussy' me hizo sentir ganas de vivir a 1000 km/h. juerga tras juerga, sudar, saltar, berrear como un cafre borracho... y follar. Porqué el sexo era uno de los valores añadidos de la banda: desde el nombre (prestado de Ted Nuggent), a muchas de las primitivas letras, y por supuesto, Ruyter Suys y Corey Parks. Pura lascivia macarra que queda reflejada en la portada, y que en directo eran puro fuego (metafóricamente, por sus escenas pseudo-lésbicas o porqué enseñaban las tetas; y literalmente, por los numeritos de escupefuegos de la bajista).


'Let Them Eat Pussy' es el más punk de los discos de Nashville Pussy. El más rápido. El más salvaje. El más frenético. Ideal para la diversión, pero también para sacar la rabia contenida. Poco más de media hora a ritmo de Usaín Bolt, en que las canciones se suceden sin parar, de manera que casi ni te das cuenta de cuándo acaba una y cuándo empieza la siguiente. 'Snake Eyes', 'Go Motherfucker Go', 'All Fucked Up', 'Blowin' Smoke', esa impresionante versión de Smokey Robinson y Bobby Rogers popularizada por The Contours que es 'First I Look At The Purse'... son como recibir una hostia detrás de otra, y que encima te guste revolcarte por tu propia sangre. Y, para rematar, 'Fried Chicken And Coffee', que frena en seco pero rasga igual, cuernos en mano alzados.


Y aunque Corey ya no esté, y ni siquiera tampoco su sucesora Tracey Almazon (que, aunque más discreta, también tenía mucho morbo) si no les has visto nunca deberías hacerlo la próxima semana, aprovechando su gira española con los también incendiarios Supersuckers. Luego no me llores porqué los leopardos no te lo advirtieran...











http://www.nashvillepussy.com/


3 comentarios:

SanFreeBird72 dijo...

A mi me gustan mucho estos tipos, son cojonudos aunque no sean originales.
saludos
sfb72

sergiocrime dijo...

viva el puto punkrock sucio,es mi vida,y ole los webos de ryuter y los suyos,una banda infravalorada

Mr. Green Dumb Leppard dijo...

Un ciclón de honestidad, en disco y en directo, sanfreebird72!!

Viva, sergiocrime!!

zarpazos