martes, 21 de octubre de 2008

Rugidos Meditados (1): Anarquía!!!!


Esta sección nace con el espíritu que podría usar para escribir una columna de opinión, al estilo de la mayoría de publicaciones especializadas.

Lo que me ha motivado a inaugurarla ha sido el debate que ha iniciado el amigo David en el post de Raconteurs, sobre cómo ha cambiado el panorama musical y nuestra sociedad a raíz de la brutal irrupción de internet. La reproduzco literalmente:

"Muy buena tu reflexión del Ruta y totalmente cierta. Es algo a lo que le doy muchas vueltas. Ya nadie puede monopolizar las tendencias, todo es más accesible y ecléctico que nunca y eso solo puede ser bueno. Lo malo: ya nunca más habrá fenómenos como Elvis, Beatles, Dylan, Stones, Sex Pistols o Nirvana. O épocas marcadas por un estilo y cultura, sea disco, new romantic o grunge. Para eso hace falta tiempo, que se produzca un caldo de cultivo, una reacción a algo. Es ley de vida pero da pena. Todos escuchamos de todo, ya no da vergüenza comprar cierto disco porque nos lo bajamos del ordenador sin tan siquiera pagar. La cultura pop está condenada a desaparecer. Todo son "refritos" porque ya no surge nada. Yo creo que culturalmente hemos perdido mucho con internet, por muy conveniente e irresistible que sea."




Yo también me como la cabeza con estos temas... ¿Nadie se ha fijado que sigue habiendo fenómenos masivos, pero los poderes fácticos no dejan que sean gente subversiva como podían ser los Dylan, Lennon, Morrison, Joplin y compañía? ¿Que la gente que tiene ese poder magnético, carisma y convicciones que podrían recordar a los grandes tocan en tugurios para 1.000 persona como máximo? Ese creo que es uno de los cambios más sustanciales con el pasado. Los chicos malos ya no son mártires, puesto que solo los conocen unas minorías. Axl y Cobain han sido los dos últimos bad boys que han reinado. Tal vez Manson hubiera entrado en ese saco, pero todos sabemos que hace ya mucho tiempo que ha dejado de ser el Anticristo. Los aspirantes a chicos malos de hoy en día son Winehouse y Doherthy, pero les faltan muchos whiskys para llegarle a la suela de los zapatos a Keith Moon (Who) o Bon Scott (AC/DC). Hoy en día no hay nadie capaz de generar un himno protesta al estilo de Lennon e incomodar a los poderosos. El rock de estadio ya no es peligroso...



Otra de mis ideas es que ha cambiado el foco en donde podemos visualizar el estrellato. Tal vez ya no haya nunca más ningún Mercury o Jagger, pero es que ahora, la estrella, lo que realmente nos deslumbra ya no es la persona o el artista. Es el medio que tenemos de conseguir esa música lo que realmente nos fascina. Para gente como yo que hemos vivido años babeando en multitud de tiendas de discos plagadas de dependientes-rockstars, el día que nos dimos cuenta de que teníamos acceso ilimitado a cualquiera de esas obras que permanecieron cautivas en los estantes de las tiendas durante tanto tiempo, tuvimos un subidón de adrenalina tal que aún nos dura...

Por eso alguno no acaba de darse cuenta de que internet es la perfecta demostración de que la anarquía es posible. En un mundo sin apenas reglas y con las herramientas necesarias para que de momento los más poderosos no puedan llegar acontrolarlo, el sentimiento de libertad que genera este espacio virtual que ha creado el hombre justifica de largo la desaparición de esas rockstars que tanto nos fascinaron en el pasado. Que se jodan las rockstars, QUE SE JODAN LOS MOVIMIENTOS, QUE SE JODAN LOS INTERESES ECONÓMICOS, ANARQUÍA!!!!



¿O no os habéis dado cuenta de que desde que ha explotado el boom de internet, la mayoría de popes de la prensa musical de este país postulan que internet se ha cargado la música? Qué cobardes!!! Con eso se retiran de escena ahora que están acojonados porque de golpe un montón de gente con criterio tiene el mismo acceso que ellos a todos los discos. Y los descubren antes, y los escuchan con mejor criterio que los cansados oídos de los jinetes del apocalipsis musicales. Esta dulce anarquía, ha permitido que últimamente yo pueda escuchar más discos que cualquiera de esos repelentes rock crítics paleolíticos... JA!!! TEMBLAD!!! ANARQUÍA!!!!!

4 comentarios:

joan dijo...

Sobre estos 'nuevos tiempos' leed que opina el maestro Alan Moore, en el documental 'The mindscape of Alan Moore':

"Los alquimistas tenían dos componentes en su filosofía: Solve et Coagula. Solve era el equivalente del análisis. Era separar las cosas para ver cómo funcionaban. Coagula era básicamente síntesis. Consistía en intentar volver a reunir las piezas separadas, para que funcionaran de una forma más eficiente. Estos son dos principios muy importantes, que se aplican a prácticamente cualquier obra cultural.

Por ejemplo, recientemente ha habido una ola de posmodernismo, de deconstruccionismo. Esto es Solve.

Tal vez es hora de que en las artes haya un poco más de Coagula.

Ahora que lo hemos deconstruido todo, realmente deberíamos empezar a pensar cómo volver a juntarlo todo."

David dijo...

Entre Joan y Mr. Brown expresan mejor lo que yo quería decir anteriormente, creo que se me interpretó mal o no me explique bien. Internet y las nuevas tecnologías me fascinan como a todos vosotros. IPod/filesharing fue un binomio que me cambio la vida, tras años de gastarme una pasta y arrastrar en la mochila toneladas de CDs, cassettes, walkmans y demás. ¿toda la música que quiera y gratis? La erección aún me dura. Por supuesto que adoro los nuevos tiempos. Pero como dice Mr. Brown, el problema es que ya acabándose los 00's, las auténticas estrellas siguen siendo el medio (Ipod/internet), no las bandas. ¿no os da también que pensar que existan estos debates en lugar de hablar de la música y los artistas en sí? Ahí voy yo. ¿multinacionales, prensa establecida, rock stars millonarios, ventas de CDs, copyrights...? ¡UN GRANDE Y SONORO QUE SE JODAN! Pero es que, parafraseando a Joan, con internet es 100% solve y 0% coagula. Y ya casi se nos va la década... Otra idea: los grupos que empiezan, la sangre nueva... de acuerdo, en My Space y similares hacen llegar su música a todos los rincones, pero si no venden el producto, la música, ¿como sobreviven? Merchandising, conciertos... todo eso está muy bien, pero ¿compensa? ¿es suficiente? No creo que el mercado se haya adaptado al filesharing, no hay aún alternativas viables al lucrativo modelo de la música con soporte físico. Es algo que me provoca incertidumbre de cara al futuro.

Mr. Green Dumb Leppard dijo...

Claro, esta anarquía es como una gran orgía musical en la que puedes acceder a TODOS los artistas que quieras, y acabar con la monogamia casi dictatorial de unos pocos. La industria tendrá que adaptarse y recolocarse, porqué ha pasado de tirana a vasalla; y es lo que tienen las dictaduras: que generan mucho rencor y ganas de venganza entre los que han sido exprimidos por ella. Ante todo, los artistas, pero también el público. Viva la anarquía!!! Y todos a los conciertos, y a comprar camisetas, chapas, pegatinas... de los artistas que nos pongan a 1000!!
(Gran sección, mr. Brown!)

Mr. Brown Blind Leppard dijo...

Este Coagula de que habla Joan es un trabajo que le pertoca individualmente al oyente. Antes, unos pocos decidían donde orientar y dirigir ese Coagula. Hoy en día todos y cada uno de nosotros nos fabricamos ese conglomerado. En verdad, las verdaderas estrellas anónimas son los oyentes que se esfuerzan en descubrir a todos esos grandes artistas que antes los mass media se los daban masticados. Proque... ¿Qué tiene más valor actualmente, el artista que crea una obra y la cuelga en su myspace o el oyente que cree en ella y la difunde a la gente de su entorno o habla de ella en plataformas digitales? Creo que las cosas están al 50%...